cocacola0307152.jpg

11 mil extrabajadores de la empresa transnacional Coca Cola, la mayoría actualmente de la tercera edad, protestaron este jueves en la Defensoría del Pueblo para exigir que la firma de bebidas les cancele el pago de sus prestaciones sociales y otros pasivos laborales que le adeudan desde hace más de 15 años.

 

“Muchas asambleas, reuniones en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), lastimosamente no llegamos a nada porque lo único que la empresa hizo fue violentar los derechos de los trabajadores”, explicó Freddy González, directivo de la Asociación de Refrescos, quien fue uno de los voceros de los manifestantes ante las cámaras de VTV.

 

“A algunos que tenían 10, 15, 25 y 30 años de servicio lo que le cancelaron solo fue 3.500 bolívares, eso es una suma irrisoria. Y se la dieron en calidad de fideicomiso”, advirtió.

 

La cancelación de pasivos laborales ascienden al menos a 900 millones de bolívares. Además de las prestaciones sociales, hay irregularidades en descuentos de la póliza de seguro HCM sin que se tuviera completo acceso a este beneficio, así como cesantías, utilidades y vacaciones que no se cancelaron debidamente.

 

Los extrabajadores denuncian que en la larga espera para que la millonaria empresa transnacional cumpla con sus obligaciones, han fallecido muchas personas que nunca vieron el producto de su trabajo y esfuerzo durante su vida.

 

Explicaron que el problema se originó en la antigua Corte Suprema de Justicia (actual TSJ), por cuanto atendieron el reclamo contra la Coca Cola pero sin defender al trabajador, que es el débil jurídico.

 

“No trasladamos desde varios estados hasta la Defensoría del Pueblo para introducir un escrito y pedirle a Tarek William Saab que nos ayude y se instalen de una vez por todas las mesas de negociación verdaderamente serias”, apuntó González.

 

Recordaron que en estos años han logrado derecho de palabra en la Asamblea Nacional y otras instancias, pero no se lograron avances para que la empresa cumpla.

 

Héctor Fleming, vocero de la Asociación de refrescos procedente del estado Monagas, indicó que en estos más de 3 lustros se han conformado 50 mesas de discusión y trabajo con la empresa “pero no han llegado a nada”, confirmó.

 

“Hay trabajadores que han fallecido y hay familias sin sustento”, resumió Fleming.

 

(VTV)

Comentarios Facebook