El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, activó hoy el mecanismo de muerte cruzada mediante el cual se disolvería la Asamblea Nacional (Parlamento) y adelantaría las elecciones.

Mediante un decreto anunciado este miércoles en cadena nacional, el mandatario afirmó que no es posible avanzar en las actuales condiciones del país y justificó su decisión en la existencia de una grave conmoción interna.

Lasso estaba en medio de un proceso de juicio político que podía conllevar a su destitución en contexto de rechazo popular.

El presidente de la Asamblea Nacional, Virgilio Saquicela, ha dicho que en este momento invocar la muerte cruzada es inconstitucional y, por tanto, es probablemente el decreto presidencial sea objeto de un litigio legal.

(Prensa Latina)