El juez federal Sebastián Casanello decretó este lunes el sobreseimiento de la vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, por un caso de supuesto lavado de dinero.

Hace semanas el fiscal Guillermo Marijuán hizo esta solicitud a Casanello en la causa conocida como ‘La ruta del dinero K’, por la cual el empresario Lázaro Báez fue condenado a 10 años de prisión, acusado de haber lavado unos 65 millones de dólares a través de la financiera llamada ‘La Rosadita’.

«Báez y otras personas han lavado, pero no encuentro elemento de prueba para vincular a Cristina Fernández con eso», afirmó en su momento Marijuán.

En ese sentido, actuó Casanello este jueves. «Sin acusación no hay proceso penal posible», aseguró el juez, citado por medios locales.

Una vez que la Fiscalía pide un sobreseimiento, lo correspondiente es que el juzgado finalice el procedimiento penal por ausencia de imputación.

De hecho, tanto la Unidad de Información Financiera (UIF) como la agencia recaudadora AFIP, querellantes de la causa, coincidieron la semana pasada con el dictamen exculpatorio del fiscal.

Pedido múltiple

En abril de 2022, la propia vicepresidenta solicitó el sobreseimiento definitivo. Su defensa, a cargo del abogado Carlos Alberto Beraldi, sostuvo que no restan medidas de prueba.

Mientras que el mes pasado, en la emisora local La 990, el togado acusó tanto a magistrados como a fiscales de no tener objetividad y reiteró que Fernández es «inocente».

«No tengo dudas de que los jueces que han intervenido en todo el proceso no reunían las condiciones de imparcialidad y los fiscales, de objetividad», dijo Beraldi.

Hasta el momento Fernández no se ha pronunciado sobre este sobreseimiento.

(RT)

Comentarios Facebook