Con una caminata entre bosques y maravillas arqueológicas, inicia este domingo el Encuentro de Palenque, por una vecindad fraterna y con bienestar, reunión que expresa el diálogo mundial por la movilidad humana.

Los mandatarios de América Latina y el Caribe, entre ellos el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, contemplaron el Templo de las Inscripciones, la edificación más alta y de mayor importancia de la antigua ciudad de Lakamha, cuyo significado es abundancia en agua y fue capital del reino de B’aakal, perteneciente a la cultura maya durante el período del clásico tardío, situada actualmente en el estado mexicano de Chiapas, cerca del río Usumacinta.

La Zona Arqueológica de Palenque, declarada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) como Patrimonio Cultural de la humanidad en 1987, es el escenario donde los Jefes y Jefas de Estado y representantes de delegaciones de 11 naciones, comparten un recorrido como expresión de la amistad entre los pueblos latinoamericanos y caribeños.

Esta arquitectura monumental de la cultura maya cuenta con más de 200 estructuras de diferentes tamaños y complejidad, así como también de 38 manantiales purificados, una maravilla natural única en el mundo.

(Nota de prensa)