EVO-PIDE-A-OBAMA-C.jpg

El colectivo activista de los derechos humanos Madres de Plaza de Mayo se reunió el miércoles por la tarde con el presidente boliviano, Evo Morales y su comitiva, que se encuentra en una visita oficial en Argentina, para expresar su solidaridad con ese país andino-amazónico y le entregó una carta en la que propuso una campaña internacional para lograr “mar para Bolivia”.

 

“Nuestra solidaridad y, si a Usted le parece, estamos dispuestas a iniciar una campaña internacional con vuestro pedido”, dice la parte sinodal de la carta entregada a Morales y suscripta por Hebe de Bonafini, la legendaria líder de esa agrupación de activistas de derechos humanos.

 

Más tarde en declaraciones a la prensa explicó que “las Madres le trajimos una carta, por el tema de Bolivia de la salida al mar y lo que le propusimos si es que él quería iniciamos una campaña internacional para que todo el mundo apoye este pedido es un derecho del pueblo boliviano, porque la señora Bachelet tiene mucho mar para ella sola”.

 

Dijo que el propósito es, que todos sean solidarios con la salida al mar, al considerar que un libre acceso al mar es necesario para todos los pueblos del mundo.

 

Las “Madres de Plaza de Mayo” es una asociación argentina reconocida mundialmente, que se organizó en 1977, durante la dictadura del expresidente Jorge Videla, para recuperar con vida a los detenidos y desaparecidos, además para identificar a los responsables y enjuiciarlos por los crímenes de lesa humanidad que se cometieron en esa época.

 

Bonafini dijo que a esa agrupación le corresponde abordar y preocuparse por ese tema, “porque no es una cosa que le pertenece al pueblo boliviano”.

 

“Nos parece que nos corresponde, porque no es una cosa que solo le pertenece al pueblo boliviano. Una salida al pacífico es necesaria para un pueblo que ha luchado y sigue luchando, sigue peleando y es un derecho”, remarcó.

 

Por su parte, la presidenta de la “Asociación Civil Abuelas de Plaza de Mayo”, Estela de Carlotto, que también asistió a la reunión con el Mandatario boliviano, remarcó su apoyo moral para que Bolivia tenga un acceso soberano al mar.

 

A su juicio, es una “necesidad humana” que un país como Bolivia tenga acceso libre al pacífico, “sobre todo un lugar de entrada y salida del comercio”.

 

“Esperemos que se conmueva el país hermano chileno para que Bolivia tenga esa ventaja de salida al mar y ese deseo de seguir formando una sociedad con justicia social”, subrayó.

 

En 1879, Chile invadió el territorio boliviano y desató una contienda bélica que terminó cercenando 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros de territorio que desembocan en el mar.

 

En 2013 radicó una demanda en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya contra Chile para obligar a ese país a negociar una salida soberana al mar.

 

(ABI/La Radio del Sur)

Comentarios Facebook