Las declaraciones del presidente de EE.UU., Joe Biden, quien calificó de «dictador» a su homólogo chino, Xi Jinping, son «erróneas» e «irresponsables», afirmó este jueves la portavoz del Ministerio de Exteriores del gigante asiático, Mao Ning, citada por AFP.

«Este tipo de expresiones es extremadamente erróneo y es una manipulación política irresponsable. China se opone firmemente a eso», destacó Mao.

De acuerdo con la vocera, «siempre hay personas con motivos ocultos que tratan de sembrar discordia y arruinar las relaciones chino-estadounidenses, y esto tampoco tendrá éxito». Cuando le pidieron que explicara sus palabras, respondió que «quienquiera que trate de socavar [las relaciones] y sembrar discordia entre China y EE.UU., lo sabe».

Biden hizo sus declaraciones durante una conferencia de prensa tras su reunión con Xi, quien llegó a la ciudad californiana de San Francisco en el marco de la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC).

La primera visita de Xi a EE.UU. en 6 años

Se trata de la primera visita del mandatario chino a EE.UU. en seis años. Durante su encuentro con Biden, Xi subrayó que los lazos entre Washington y Pekín son «la relación bilateral más importante del mundo». «[Ese vínculo] debe desarrollarse de una manera que beneficie a nuestros dos pueblos y cumpla con nuestra responsabilidad hacia el progreso humano», aseveró, advirtiendo que «el conflicto y la confrontación tienen consecuencias terribles para ambas partes».

A su vez, Biden resaltó que para él es «un honor y un placer» recibir de nuevo al líder chino en el territorio estadounidense. En su discurso, el inquilino de la Casa Blanca hizo hincapié en la importancia del diálogo personal entre ambos. «Es primordial que usted y yo nos entendamos claramente, de líder a líder, sin conceptos erróneos ni faltas de comunicación», dijo Biden. Asimismo, destacó la importancia de que la competencia entre EE.UU. y China «no se convierta en un conflicto».

Segundo incidente en menos de un año

No obstante, no se trata de la primera vez que Biden llama a su par chino un «dictador». En junio, el inquilino de la Casa Blanca lo calificó de esta manera un día después de que de la visita a China del secretario de Estado, Antony Blinken, que se reunió con Xi y miembros de la cúpula política china, para aliviar tensiones entre los dos países.

«La razón por la que Xi Jinping se enfadó mucho cuando derribé ese globo con dos furgones llenos de equipos de espionaje es que él no sabía que estaba allí. Hablo en serio. Esa era la gran vergüenza de los dictadores, cuando no sabían lo que pasaba», declaró en aquel entonces.

Un día después, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Mao Ning, repudió tales declaraciones, e indicó que «contravienen totalmente los hechos y violan gravemente el protocolo diplomático».

(RT)