Pedro Sánchez fue investido como presidente del Gobierno de España al obtener la mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados.

«El Pleno del Congreso de los Diputados ha otorgado su confianza a Pedro Sánchez como presidente del Gobierno», comunicó el propio órgano legislativo en su página web.

De acuerdo con la nota, el líder socialista obtuvo 179 votos a favor y 171 en contra.

Entre los diputados que apoyaron la investidura de Sánchez figuran los miembros del gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE), la coalición Sumar, el Grupo Republicano, Junts per Catalunya, Euskal Herria Bildu (EH Bildu), el Partido Nacionalista Vasco, el Bloque Nacionalista Galego (BNG) y la Coalición Canaria. Se posicionaron en contra el Partido Popular (PP), el Grupo VOX y Unión del Pueblo Navarro (UPN).

El propio Sánchez ya agradeció en la red social X el apoyo de todas las fuerzas políticas para que pueda «renovar como presidente y formar un nuevo Gobierno de coalición».

La votación parlamentaria se celebró en medio de las protestas contra la ley de amnistía que continúan en toda España desde la semana pasada, reuniendo a miles de personas. La iniciativa en cuestión estipula otorgar la amnistía a los independentistas catalanes a cambio de los votos de las fuerzas políticas de esa región necesarios para facilitar la investidura de Sánchez.

El pasado 29 de mayo, Sánchez anunció la decisión de disolver las Cortes Generales y adelantar las elecciones generales al 23 de julio tras la derrota del partido gobernante PSOE por el opositor Partido Popular (PP) en los comicios municipales.

Según los resultados de las elecciones del 23 de julio, el PP, de centroderecha, obtuvo 136 diputados de los 350 escaños del Parlamento, mientras que el gobernante PSOE, de izquierda, consiguió 122, por lo que necesitaba el apoyo de otras fuerzas para alcanzar la mayoría absoluta (176) y reelegir a Sánchez como jefe del Gobierno.

(Sputnik)