La cancillería china apoyó «la resolución amistosa de problemas de demarcación de fronteras a través de negociaciones entre Venezuela y Guyana«. 

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Wang Wenbin, subrayó que ambas partes son buenos amigos de China y reiteró el respeto de Beijing por la soberanía y la integridad territorial de todos los países. 

En opinión de la cancillería, la solución amistosa y negociada «es beneficiosa para los pueblos de ambas naciones y contribuye a la estabilidad, cooperación y desarrollo en América Latina y el Caribe». El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció la víspera un conjunto de propuestas para materializar los resultados del referendo consultivo del domingo pasado, en el cual el pueblo dijo sí a las cinco preguntas en defensa de la Guayana Esequiba. 

Venezuela y Guyana mantienen una disputa histórica de más de siglo y medio por la Guayana Esequiba, que en los últimos meses subió de tono con las denuncias de Caracas de que Georgetown entrega áreas marítimas no delimitadas a transnacionales petroleras como la ExxonMobil. 

En una resolución la semana pasada, la Corte Internacional de Justicia pidió a ambas partes de abstenerse de cualquier acción que pueda “agravar o ampliar el disputa” territorial, mientras el país vecino vio el referendo del domingo como una amenaza. 

(Prensa Latina)