Doble cara tiene el presidente de la República de Guyana, David Granger, quien descaradamente viola el Acuerdo de Ginebra, al rechazar la presencia del Buen Oficiante en el territorio de Esequibo, solicitado días atrás por el Gobierno venezolano, mientras alega estar comprometido en la no agresión de los Estados, durante su intervención en la Cumbre del Mercosur.

 

Según José Vicente Rangel durante su programa televisivo “José Vicente Hoy”, transmitido este domingo por el canal Televen, Granger transgrede los términos del acuerdo de Ginebra (1966) al apoyar también la exploración de la transnacional petrolera Exxon Mobil en nuestra zona de Esequibo.

 

Calificó como una burda maniobra del Mandatario de Guyana para seguir violando un espacio marítimo que está en disputa.

 

Mientras el jefe de Estado, Nicolás Maduro, busca resolver diplomáticamente el problema territorial, Granger literalmente le lanza piedras al bloquear toda sugerencia de paz.

 

Lo cual lo deja muy mal parado frente al mundo, al aceptar la explosión del Esequibo por fines monetarios y a la vez rechazar la asignación de un funcionario cuyo propósito era la mediación armónica entre Venezuela y Guyana.

 

“Las violaciones de fronteras pueden llevar a conflictos que dañan la integración”, pronunció Granger en Mercosur. ¿Qué irónico no?

 

El comunicador aseguró que “La Guayana Esequiba (zona en reclamación), que tiene una extensión de 159.542 kilómetros, pertenece a la República de Venezuela desde 1811 al momento en que es incluida en su primera Constitución”.

 

(LaIguana.TV)

jvr-C.jpg

Comentarios Facebook