Una abrumadora mayoría de ciudadanos de EEUU piensa que el presidente Joe Biden, quien busca la reelección, es demasiado grande para continuar en el cargo, según un flamante sondeo del departamento de la cadena ‘ABC News’ y la firma Ipsos.

El trabajo, difundido este domingo 11 de febrero por la cadena estadounidense, fue realizado entre el 9 y 10 de febrero de 2024, cuando la polémica por la avanzada edad de Biden había estallado y se había transformado en el principal tema político y mediático de EEUU.

Según la encuesta, elaborada por la empresa Ipsos, el 86% de los estadounidenses cree que Biden es demasiado mayor para cumplir otro mandato como presidente, al que el demócrata aspira a obtener en los comicios que se realizarán el próximo 5 de noviembre del 2024, donde probablemente se enfrente al expresidente Donald Trump, quien viene arrasando en las primarias republicanas.

Biden, quien tiene 81 años, es la persona de mayor edad en ocupar la Casa Blanca en la historia de EEUU, y en los últimos meses sus numerosos errores verbales y caídas físicas han generado inquietud sobre su aptitud como mandatario y su potencial electoral como candidato de los demócratas para las próximas elecciones.

Lo preocupante para Biden, quien en la campaña del 2020 había sugerido que sólo sería un presidente de un solo mandato, para luego cambiar de opinión una vez que llegó a la Casa Blanca, es que el 73% de los encuestados por ABC News/Ipsos que se definieron como demócratas dijo que Biden es demasiado mayor, mientras que el 91% de los considerados independientes, un bloque clave para ganar las elecciones, tuvo la misma opinión.

Vale recordar que el pasado viernes 9 de febrero, un informe del fiscal especial Robert Hur recomendó que Biden no enfrente cargos por su manejo de documentos clasificados mientras estuvo fuera del cargo, pero arrojó dudas sobre su aptitud mental, remarcando que la memoria del presidente se encontraba «severamente limitada».

«Hemos considerado que, en el juicio, el Sr. Biden probablemente se presentaría ante un jurado, como lo hizo durante nuestra entrevista con él, como un anciano comprensivo, bien intencionado, de edad avanzada y con mala memoria», remarcó el informe del Departamento de Justicia.

Para empeorar la situación, unas horas después de la publicación del documento, al intentar hacer control de daños de cara a las elecciones de noviembre, el presidente Biden se presentó en una conferencia de prensa donde, al intentar hacer gala de su presunta agudeza mental, confundió al presidente de Egipto con el mandatario de México.

«Como saben, el presidente de México, [Abdelfatá] Sisi, no quiso abrir la puerta para permitir la entrada de ayuda humanitaria [a Gaza]. Yo hablé con él y lo convencí de abrir las puertas», expresó Biden.

Como si esto fuera poco, unos días antes, Biden había invocado al fallecido presidente François Mitterrand al querer mencionar al actual mandatario francés, Emmanuel Macron, y también aseguró que discutió los hechos del 6 de enero del 2021 con el canciller alemán Helmut Kohl, quien falleció cuatro años antes de que sucedieran, en 2017.

Cabe señalar que hace menos de una semana, en un sondeo publicado por NBC News el pasado 6 de febrero, el 76% de los encuestados respondió estar preocupados por la salud física y mental del presidente Biden derivada de su avanzada edad.

El sondeo, que fue realizado entre el 26 al 30 de enero, exhibe que, en apenas unos días, esa inquietud se elevó en un 10% entre los votantes, revelando el desafío mayúsculo que tendrá la campaña de Biden para convencer a los ciudadanos antes de las elecciones de noviembre sobre la aptitud del presidente.

Tras la publicación del devastador informe del Departamento de Justicia y los más recientes desaciertos de Biden de esta semana, medios históricamente alineados con el establishment demócrata, como el diario The New York Times y la revista The Atlantic, han publicado sendos artículos reconociendo que la avanzada edad de Biden y los problemas cognitivos exhibidos en público eran no sólo un riesgo electoral para el Partido Demócrata sino también un problema para el funcionamiento del Gobierno de EEUU, tanto en el presente como a futuro.

Incluso la excandidata presidencial Hillary Clinton dijo el pasado sábado 10 de febrero, en una entrevista con la señal MSNBC, que la preocupación por la edad avanzada de Biden era una inquietud «legítima» y que la Casa Blanca era consciente de ello, incitando una nueva ronda de rumores sobre si el Partido Demócrata ya está pensando en reemplazar a Biden como su candidato en las elecciones generales, o si el propio presidente decidirá dar un paso al costado.

(Sputnik)


Más noticias y más análisis de LaIguana.TV en YouTubeWhatsAppXInstagramTikTokFacebookThreads y Telegram.

El portal de Venezuela.