El capitán Javier Leal, comandante de la Unidad de Fuerzas Especiales de Colombia, sobrevivió milagrosamente al ataque de un grupo narcoparamilitar gracias al móvil que portaba en su chaleco a la altura del pecho, contra el que impactó y se atascó una de las balas.

«Gracias a este celular, me salvó la vida, Dios está conmigo y eso no se va a quedar así, vamos a volver con más fuerza», dijo el uniformado en un video divulgado por las Fuerzas Militares de Colombia.

Actualmente, el militar se está recuperando en la Clínica San Nicolás de Barrancabermeja, junto con otros soldados que resultaron heridos este viernes en los combates contra miembros del Clan del Golfo, informan medios locales.

El ataque, que tuvo lugar en la zona limítrofe entre el nordeste del departamento de Antioquia y el sur de Bolívar, al norte de Colombia, se saldó con al menos cuatro militares muertos y ocho heridos.

El tiroteo se habría desatado cuando los uniformados llevaban a cabo una operación de rutina para combatir las actividades ilegales del Clan del Golfo, también conocido como Autodefensas Gaitanistas de Colombia.

(RT)


Más noticias y más análisis de LaIguana.TV en YouTubeWhatsAppXInstagramTikTokFacebookThreads y Telegram.

El portal de Venezuela.