Tal como lo ha señalado Rusia desde hace tiempo, la injerencia estadounidense en Ucrania es un hecho. Esta vez, la prensa occidental reporta que la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) ha creado bases secretas en ese país europeo para tratar de vulnerar a Moscú.

Un reportaje del diario The New York Times revela que la CIA ha «ayudado en secreto» a Kiev a luchar contra Rusia desde hace al menos una década.

«Estados Unidos ha alimentado una asociación secreta de inteligencia con Ucrania que ahora es fundamental para ambos países a la hora de contrarrestar a Rusia», señala el artículo.

Según el rotativo norteamericano, existe una red de bases de espionaje apoyada por la CIA y construida en los últimos ocho años, que incluye 12 emplazamientos secretos a lo largo de la frontera rusa.

Antes de que estallara el conflicto ucraniano en 2022, las autoridades ucranianas ayudaron a las agencias estadounidenses a recopilar información clasificada que le permitiría a la Casa Blanca conocer más sobre las acciones de Moscú en el panorama internacional, refiere el tabloide.

The New York Times cuenta que una de las bases supuestamente construidas por la CIA se encuentra en la zona boscosa de Ucrania, con la apariencia de ser un sitio abandonado y destruido. Pero no es así: en realidad se trata de un importante centro de operaciones vital para Washington.

Debajo de esa base, además, hay un búnker en el que, presuntamente, los militares ucranianos reportan a los mandos estadounidenses las operaciones rusas durante el conflicto ucraniano, informa el periódico. «Es un centro neurálgico secreto del Ejército ucraniano. Y hay un secreto más: la base está financiada casi en su totalidad, y en parte equipada, por la CIA», indica el medio, el cual desde 2022 ya había reportado acciones de la agencia norteamericana en suelo ucraniano.

El diario explica que la colaboración en materia de inteligencia entre Washington y Kiev es «uno de los pilares» de la relación bilateral.

«La CIA y otras agencias de inteligencia estadounidenses proporcionan información para ataques selectivos con misiles, rastrean los movimientos de las tropas rusas y ayudan a mantener las redes de espionaje. Pero esta asociación no se creó en tiempos de guerra, ni es Ucrania la única beneficiaria. Echó raíces hace una década, formándose a trompicones bajo tres presidentes estadounidenses muy diferentes, impulsada por personas clave que, a menudo, asumieron riesgos audaces», detalla The New York Times.

Estos vínculos entre Ucrania y Estados Unidos han hecho de la nación gobernada por Volodímir Zelenski «uno de los socios de inteligencia más importantes de Washington contra el Kremlin en la actualidad», apunta el periódico.

En julio de 2023, el jefe de la CIA, William Burns, viajó en secreto a Ucrania para dialogar con las autoridades de ese país sobre una estrategia para recuperar los territorios liberados por Rusia durante la operación militar especial.

En aquella ocasión, según The Washington Post, el funcionario estadounidense se reunió con Zelenski y altos funcionarios de Inteligencia de Kiev para hablar acerca de la posibilidad de negociar un cese al fuego con Moscú para fines de ese año.

Los funcionarios ucranianos habrían expresado esa vez a Burns que su objetivo era mover artillería y sistemas de misiles cerca de la línea fronteriza con Crimea y avanzar más hacia el Este de Ucrania para el otoño boreal.

(Sputnik)


Más noticias y más análisis de LaIguana.TV en YouTubeWhatsAppXInstagramTikTokFacebookThreads y Telegram.

El portal de Venezuela.