fbpx
#LoÚltimo
La Fuga de “el Chapo” estuvo antecedida por tres días de ruido en la cárcel
Julio 22, 2015
La Iguana Google Plus

chapo701-C.jpg

Según los internos de la zona donde se encontraba el narcotraficante mexicano, el capo habló con los miembros de su organización antes de saltar por el boquete que se abrió en el piso de la regadera de su celda.

 

Tres días antes de que Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera se escapara del penal de alta seguridad del Altiplano comenzaron a escucharse ruidos en la zona de tratamientos especiales sin que ningún miembro de seguridad les prestara atención, revelaron a la Procuraduría General de la República de México los internos que estaban en celdas contiguas a la que ocupó el narcotraficante.

 

Según las indagatorias realizadas por personal de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, los trabajos para perforar el piso de la celda del líder del Cártel de Sinaloa tomaron precisamente tres días.

 

Funcionarios del Gabinete de Seguridad Nacional señalaron que los internos de las celdas de la 11 a la 18, miembros de grupos rivales a “El Chapo”, entre ellos Miguel Ángel Treviño, exlíder del cártel de Los Zetas, aportaron información importante para la identificación de los custodios que facilitaron la evasión de Guzmán Loera.

 

De acuerdo con el diario La Jornada, los siete reos que se encuentran en la misma zona donde estuvo preso el criminal desde febrero de 2014 hasta el pasado 11 de julio, fecha de su huida, aceptaron declarar ante los agentes del Ministerio Público.

 

En su relato, los detenidos comentaron que el día del escape, “El Chapo” habló con los miembros de su organización antes de saltar por el boquete que se abrió en el piso de la regadera de su celda.

 

También refirieron que previo a la fuga se escucharon cuchicheos, lo cual contradice las afirmaciones del titular de la Comisión Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido García, quien dijo que el comportamiento del narcotraficante era el normal de una persona presa en esas condiciones. Asimismo, detallaron que para la revisión de la celda de Guzmán Loera, que tardó más de 15 minutos, solamente llegaron dos hombres.

 

Estos guardias presuntamente trataron de alcanzar al líder del cártel de Sinaloa, pero los custodios tardaron más de una hora en cruzar la galería.

 

En contexto

 

Joaquín “El Chapo” Guzmán había sido capturado en febrero de 2014 y recluido en el penal de máxima seguridad Altiplano uno, ubicado a 90 kilómetros de Ciudad de México.

 

De ese centro penitenciario escapó el 11 de julio pasado por un túnel de mil 500 metros de longitud, 70 centímetros de ancho y 1.70 metros de altura, al cual entró por un orificio abierto en el área de duchas.

 

Se trató de la segunda fuga del capo de una cárcel mexicana, pues en 2001 había logrado evadir las fuerzas de seguridad en la cárcel de Puente Grande, en la ciudad Guadalajara (oeste).

 

El Cártel de Sinaloa manejado por Guzmán es responsable de al menos el 25 por ciento de todas las drogas ilegales que entran a los Estados Unidos a través de México.

 

(teleSUR)