Mientras decenas de familias en el barrio Jarillón, ubicado en Cali, Colombia sobreviven en condiciones inhumanas, ante el olvido total del Gobierno de su país, autoridades descaradamente se acercan a la frontera con Venezuela para, supuestamente, defender los derechos humanos de los deportados colombianos.

 

En el siguiente video producido por el canal de TV en Cali, “Pazífico Noticias” y replicado por diversos medios en Venezuela, se muestra la indignación de los caleños ante el descaro de personeros, que callan las injusticias de su país y hacen populismo en la frontera para ganar votos a su favor.

 

(LaIguana.TV) 

video0309152.jpg

Comentarios Facebook