#LoÚltimo
¿cuál es el costo de superar la crisis económica? Esto dijo el economista Luis Vicente León
Diciembre 12, 2014
La Iguana Google Plus

DE-LEON-C2.jpg

El economista y presidente de Datanalisis, Luis Vicente León (LVL), hizo importantes declaraciones en lo que a su parecer, debe ser la actitud a tomar por el Estado venezolano frente a la crisis.

 

Las apreciaciones de León, reflejadas a través de su cuenta en Twitter @luisvicenteleon, se resumen en lo que podría ser esta línea: “Las acciones económicas indispensables para enfrentar la crisis no son populares y su aplicación tendría costos políticos relevantes“.

 

Según el encargado de la encuestadora Datanalisis, la gente quiere cambios sustanciales en el modelo, pero sin arriesgar costos personales, lo que resulta un imposible. Por otro lado, según León, el Estado no quiere aplicar los ajustes racionales (que no son populares y que implican gastos para el ciudadano), por el temor a arriesgar costos políticos. Pero esto, a su consideración, también es inviable.

 

Continúa León diciendo que el gobierno se “entrampó” cuando no hizo los ajustes racionales que debió hacer, la trampa consistiría en el incremento de costos que ahora conlleva hacerlo. Ejemplo de ello es el ajuste racional de la gasolina, que a inicios de año contaba con una aprobación moderada, ahora cuenta con un rechazo de 8 personas por cada 10 venezolanos. Sin embargo, León pierde de vista que el gobierno nacional ha anunciado un debate nacional para discutir el posible aumento de la gasolina, en palabras de Maduro: “sin apuros”.

 

El Estado frente a la crisis: “Ajuste encubierto, radicalización o hacerse el muertico”

 

Para Luis Vicente León es mentira que el Gobierno no entiende lo que debe hacer, lo que no acepta es el costo político que ello implica:

 

“Es evidente que el Gobierno no tiene en este momento el soporte popular ni el nivel de confianza adecuado para abordar los ajustes racionales. Pero no adoptar medidas por miedo a los costos políticos que acarrearán, solo los ubica en un plano peor de riesgo e inestabilidad”, fueron las palabras de León. Por lo que las opciones manejadas antes la crisis, según el análisis de LVL, parecen ser las siguientes:

 

Ajuste encubierto. Según este, consiste “en adoptar medidas económicas racionales (costosas) tratando de que la gente no se dé mucha cuenta”. Entre este ajuste se encontraría el aumento de la producción petrolera, la reducción de apoyos internacionales y la venta de activos externos.

 

Radicalización. Esta consistiría en la estrategia por la que se decanta el Estado: como el Gobierno no quiere reconocer los ajustes racionales, opta por “comunizar la economía”. En este caso no se devalúa, ni se ajusta precios, pues el Gobierno maneja el 100% de las importaciones.

 

“La radicalización plantea convertir al país en una economía de trueque entre los dólares de Pdvsa y la importaciones de bienes sin pasar por privados”. Los privados se convierten entonces en solo distribuidores del Gobierno, a lo que vendría una hiper estimulación de la agitación sindical y comunal por parte del Estado con el fin de controlar las empresas.

 

Hacerse el muertico. Es la No-acción por parte del Estado. No aplica ninguna medida: ni ajuste racional ni radicaliza, es decir, “sin ninguna acción de cambio” lo que concluye en “agotar reservas y paciencia”.

 

Saque usted sus propias conclusiones.

 

(LaIguana.TV)

 

 

DE-LEON-A.jpg