César Romero quien actuó como moderador de la asamblea donde se discutió el documento base que se presentará el próximo martes 31 ante la sala político-administrativa del TSJ, como recurso de nulidad por inconstitucionalidad del decreto que crea al Arco Minero del Orinoco, recapituló sobre lo que se había realizado en la asamblea hasta ese momento y propuso la metodología a seguir.

 

Ana Elisa Osorio sostuvo en su intervención, la necesidad de que la plataforma, las individualidades, los colectivos que se vayan sumando tengan una presencia activa política en este sentido: «Aqui la lucha legal es una lucha, pero esa lucha solamente va a tener posibilidades si tiene repercusiones políticas y en ese sentido, cada uno y cada una de nosotras tenemos que ser voceros, multiplicadores de lo que es este proyecto».

 

«Uno se pregunta ¿por qué la oposición no se ha opuesto al Arco Minero?».

 

«La situación de lo que le queda al país, es importante tenerla clara, en el sentido de que prácticamente no le va a quedar nada positivo, porque la ganancia fundamentalmente en estos negocios es el impuesto sobre la renta, son los impuestos y están exonerados o están en buena parte exonerados, o sea que imagínese, se están llevando el oro que además directamente se lo llevan, no pasa por el banco central, negocian con la Bolsa de Toronto, ahí esa es una cuestión que prácticamente es una expropiación del territorio y de las riquezas del país».

 

Con respecto a la situación de los pueblos indígenas se refirió Osorio a las declaraciones que han hecho algunos voceros del Gobierno donde dicen que eso es un espacio vacío, o sea que ahí no hay gente, entonces verdaderamente que hay un desconocimiento, se ha querido desconocer la cantidad, digamos de pueblos que viven ahí, de todas esas comunidades, estamos hablando de 20, 30 pueblos indígenas que habitan en esas comunidades, señaló.

 

 

(Aporrea)

manmi1.jpg

Comentarios Facebook