fbpx
#LoÚltimo
No caben dudas: Detrás de Carta Democrática contra Venezuela están los EE.UU. (+Main)
Junio 1, 2016
La Iguana Google Plus

cuadro-vfbgf.jpg

El analista internacional Alex Main aseguró este martes en entrevista para teleSUR que la iniciativa del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, que solicitó aplicar la Carta Democrática contra Venezuela, es impulsada por el Departamento de Estado de EE.UU.

 

“La decisión de Almagro es una intromisión directa contra la soberanía del país suramericano, al no respetar la voz soberana de un pueblo”, indicó Main.

 

Main aseveró que en Venezuela no hay ninguna ruptura constitucional para la aplicación de la Carta Democrática de la OEA. 

 

Indicó que la falta de cobertura de los grandes medios a las manifestaciones del pueblo en las calles en defensa del presidente venezolano Nicolás Maduro es una muestra de que la derecha internacional está unida para ocultar la verdad y desvirtuar la realidad en esa nación.

 

Puso en duda que la Carta Democrática sea aprobada, debido a que se necesitan dos tercios de los votos de los 35 Estados que conforman la OEA, es decir 23 países.

 

En contexto

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, invocó este martes el procedimiento para abrir la Carta Democráticadel organismo contra Venezuela, un paso sin precedentes que abre un capítulo de nueva arremetida contra la nación suramericana. 

 

En un informe de 132 páginas publicado este martes, Almagro recurrió al artículo 20 de la Carta para “solicitar la convocatoria de un Consejo Permanente de los Estados miembros entre el 10 y el 20 de junio de 2016”, para según él “atender a la alteración del orden constitucional y cómo la misma afecta gravemente el orden democrático” (del país), como lo versa el documento de manera subjetiva.

 

El titular de la OEA “sustenta” su afirmación de que esa supuesta alteración existe en las denuncias de la Asamblea Nacional de Venezuela, de mayoría opositora, y por sus mismas conclusiones parciales. 

 

Con la activación de la Carta Democrática Interamericana se abriría un proceso de reuniones y votaciones que podrían acordar la suspensión temporal del Estado Miembro y del ejercicio de su derecho de participación en la OEA. Para que ello se materialice se requiere del voto de los dos tercios (23) de los Estados que conforman la Organización (35 países). 

 

(teleSUR)