Dos montañistas mexicanos identificados como Daniel Araiza y Enrique González perdieron la vida luego de desprenderse un bloque de hielo del pico Artesonraju, en la llamada Cordillera Blanca, ubicada en los andes de Perú.

 

Araiza se dedicaba a promover el alpinismo entre los jóvenes mexicanos, mientras que González fungía como guía montañés y contribuía al desarrollo del deporte de alpinismo y la cultura de montaña en la nación azteca. Así lo reseñó la empresa Deporte Hábitat, la cual patrocinaba a Araiza.

 

Los dos alpinistas formaban parte de una de tres expediciones mexicanas que subirían al Artesonraju. Previamente, habrían ascendido a las cumbres Ishinca y Tocllaraju, también pertenecientes a la Cordillera Blanca.

 

En el año 2016 Araiza expresó que la montaña le había enseñado lo pequeño e insignificante que era, al tiempo que afirmó que aunque al escalar se sentía protegido por un espíritu, también se sentía amenazado por los riesgos existentes.

 

De acuerdo a Diego Wyner –expedicionario que les acompañaba–, los dos fallecidos no habrían cometido ningún error, pero las condiciones impredecibles de la montaña causaron las lamentables pérdidas.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook