cuadro-fxdgxdf.jpg

Practicar yoga ofrece grandes beneficios: nos vuelve más fuertes y elásticos, hace que cobremos conciencia de nuestro cuerpo, afina nuestro equilibrio… ¿Qué tal si llevamos algunas de las posturas de nuestra última clase a la alcoba? Seguro que los resultados serán interesantes.

 
Cada quien tendrá sus razones para intentar con el yoga. Mientras unos buscan resultados estéticos, otros se inclinan por el lado espiritual. Conozco a quienes aseguran que el yoga lo cura todo.

 

Lo cierto es que a veces, a media sesión de yoga, con determinadas posturas, no se puede sino pensar en las posibilidades que tienen, más allá del bienestar o la misma disciplina. O sea, sexo.

 

A continuación, 10 de esas posturas. Recomendación: si no tienes experiencia en el yoga, ni lo intentes con algunas de ellas. Podrías terminar con el cuello torcio o algo peor.

 

Eso sí, después de echar un vistazo a este post, tal vez te animes y te inscribas en esas clases de yoga que últimamente te han guiñado el ojo.

 

1. Rueda

1.jpg

Si el otro te tiene en esta postura y se aprovecha un poco de ti, necesitarás fuerza y concentración para que las piernas no te tiemblen. Qué lindo, qué emocionante.

 

2. Escarabajo
 

2.jpg

No hay que explicar demasiado: el otro lo entenderá todo en cuanto te vea en pose.

 

3. Cobra

3.jpg

 
Ideal para el sexo oral, o para la estimulación de los genitales.

 

4. Perro boca abajo

4.jpg

 

Una alternativa al bonito y socorrido perrito.

 

5. Rodillas en las orejas

5.jpg

Para practicantes avanzados. El trasero queda en alto, para que el otro te haga de todo.

 

6. Tabla invertida
 

6.jpg

Sexo oral, penetración por la vagina… bueno, hasta se me ocurre una penetración doble… o triple.

 

7. Muerto
 

7.jpg

La postura del muerto o savasana es básica y muy acomodaticia. Después de todo, el misionero nunca pasa de moda.

 

8. Niño
 

8.jpg

La postura del niño es una de las más fáciles de conseguir. Te deja lista para que el otro te ataque por atrás. Seguramente perderás muy pronto la postura… o eso espero.

 

9. Estiramiento intenso con pies separados

9.jpg

Hay variantes: pies en A, en C, en D… Si eres capaz de lograr esta posición, entonces podrás recibir una interesante penetración sin perder el equilibrio.

 

10. Camello

10.jpg

Una de esas posturas que no sólo parecen aptas para dar felaciones, sino que además coquetean con el bondage.

Mientras ponen en práctica estas posiciones, no olviden conectarse con su respiración y no prestar atención a ningún ruido «interno o externo» (así dice mi instructora).

 

No sé ustedes, pero yo, después de haber armado este post, planeo tomarme con más seriedad y disciplina mis clases de yoga.

 

(Belelu-com)

Comentarios Facebook