«Es increíble, pero no se nos da. Hoy nos pasó otra vez y otra vez los penaltis», recordaba con escozor el jugador del Barcelona, al que la gloria con la albiceleste le ha esquivado una y otra vez. «Son cuatro finales las que me tocó perder, tres seguidas. La verdad que es una lástima, pero tiene que ser así. No se da, lo intentamos, lo buscamos y ya está». Así completó Messi un discurso de clausura definitivo, según aseguró.

 

Messi botó esta noche para Argentina el primer penalti de la final en la definición del título de la Copa América Centenario que Chile ganó por 2-4, tras el empate sin goles en los 120 minutos.

 

De inmediato se agarró la cabeza y mientras sus compañeros lanzaban, no quiso ni ver los otros disparos y cuando no hubo nada que hacer, terminó en llanto.

 

Fue abrazado por sus compañeros, se fue al banquillo con su mirada perdida, pero sigue sumido en una tristeza infinita al perder de nuevo un campeonato con Argentina por tercera vez consecutiva.

 

La tristeza de Messi, al menos por esta noche, no parece tener fin.

 

 

(EFE)

messi2706162.jpg

 

Comentarios Facebook