cuadro-sdfgsdfg.jpg

El secretario de Gobierno del estado Zulia, Giovanny Villalobos, aseguró en una entrevista al diario La Verdad, que la clase “acomodada” de la región no necesita las bolsas de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) ellos, mientras “esto se normaliza”, pueden seguir comprando rubros en comercios privados.

 

Otra alternativa que tiene la clase pudiente zuliana es adquirir los alimentos importados desde Colombia, que ya se pueden ver en los anaqueles de muchos abastos de la región. “En los supermercados ya están saliendo productos para la clase media un poco más caros que los regulados, pero más baratos que los precios bachaqueros”, aseguró.

 

Explicó que el Ejecutivo por vía de excepción ha permitido importar desde el país neogranadino; alimentos, repuestos para carros, insumos médicos, entre otros, que pasan por la frontera colombo-venezolana custodiada por la Fuerza Armada, “están entrando entre 150 y 300 gandolas diarias para estabilizar el mercado. La mercancía se nacionaliza y es legal”.

 

Por otro lado, informó Villalobos que la gobernación maneja un registro de 1.035 CLAP de los cuales 154 reciben todas las quincenas una bolsa de comida, favoreciendo así a entre 400 y 500 hogares. La meta es superar los mil 500 a dos mil viviendas.

 

El Secretario admitió que los Clap va dirigido principalmente a “los de la clase media para abajo, no significa que es exclusión, sino que son los que menos tienen, y evitar así las colas, porque ellos son los que generan la colas”. Sin embargo, “la comida es para todo el mundo, porque el alimento es un derecho inalienable, que nunca va a estar sometido a juicio por carácter politiquero”.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook