En medio de la fuerte ola de calor que golpea a Europa, viajar en metro puede resultar toda una prueba de paciencia y tolerancia. Para tratar de apaciguar las molestias que han acarreado las inusuales temperaturas, el sistema de metro de Viena, Wiener Linien, decidió pasar a la acción, y repartió este 16 de julio 14.000 desodorantes a los pasajeros de la importante línea 6 de la capital austriaca.

 

«Solo la mitad de los trenes en la línea 6 tienen aire acondicionado», dijo el portavoz del sistema de metro de Viena, Daniel Amann, al diario alemán Frankfurter Allgemeine.

 

«Parte de la ruta de la línea 6 va por encima del subsuelo, lo que significa que los vagones se calientan muy rápido en el verano», agregó.

 

El desodorante, que tiene un olor fresco y unisex, fue bien recibido por los pasajeros.

 

(Globovision)

Comentarios Facebook