En pleno corazón de la ciudad de Nueva York se encuentra una inmensa arepera rodante, de la famosa marca de harina, donde estadounidenses y turistas disfrutan de las arepas realizadas con uno de los productos más buscados por las y los venezolanos: la harina Pan.

 

La foto que sustenta esta publicación refiere a lo que se denomina Arepa P.A.N Experience 2018. En otras palabras: la experiencia de comer arepas de la compañía con raíces en Venezuela, ahora en suelo americano.

 

Casas rodantes o camiones habilitados para expender comida ambulante ya han llevado el sabor del tradicional alimento, ahora «libre de gluten», a ciudades como Florida, Nueva York y Washington; refiere así la página oficial de dicho emprendimiento.

 

Una investigación del portal web La Tabla reveló que, solo entre 2013 y 2015, Empresas Polar, de Lorenzo Mendoza, recibió 2 mil 290 millones de dólares. Mientras que a principios de este año la banca pública y privada entregó 3,7 billones de bolívares en créditos a empresas del sector azucarero, agroindustrial, alimentación y supermercados –entre la que destaca Alimentos Polar- para adquirir materias primas que permitieran impulsar la producción nacional.

 

Frente a esto, los anaqueles de los supermercados en Venezuela continúan sin el preciado alimento. Según argumentan en repetidas oportunidades representantes del consorcio, se ven obligados a disminuir la producción porque no cuentan con divisas suficientes.

 

Sin embargo, en un contexto de guerra económica y frente a las características particulares de esta arepera rodante es necesario preguntarse ¿cómo llegó hasta allá si el dueño de la marca, Lorenzo Mendoza, no posee suficientes divisas?

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook