En las zonas rurales de Cúcuta (Norte de Santander), localidad ubicada en la frontera de Colombia con Venezuela, son comunes las prácticas ilegales relacionadas con el combustible extraído de nuestro país. Incluso estas zonas se han convertido en el centro de la legalización de la gasolina.

 

De acuerdo con la periodista Madelein García, en las vías de esta región abundan gandolas estacionadas que esperan para cargar el combustible de contrabando, para luego legalizarlo mediante la respectiva distribución a otras ciudades de Colombia.

 

“Colombia, este país exporta gasolina sin tener capacidad de abastecer su mercado nacional ¿qué combustible exportan?”, se interrogó la corresponsal de la cadena teleSUR en su cuenta en la red social Twitter.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook