cuadro-jackson.jpg

El doctor Conrad Murray, el médico personal de Michael Jackson que fue condenado por la muerte del Rey del Pop, aseguró que el cantante «tenía una fijación» con su hijo.

 

«Yo quería examinar a Michael para comprobar que estaba bien. Por entonces yo tenía un hijo pequeño, Che, y cuando Michael lo vio por primera vez le encantó, lo volvió loco su fotografía», explicó el médico a la edición australiana del Daily Mail.

 

Murray advirtió que era tal la obsesión, que incluso conservaba la foto del pequeño en su habitación para poder verlo a diario.

 

«Tuvo esa imagen en su habitación mucho tiempo, la coloco encima del piano de cola, donde podía verla todos los días”, recordó.

El médico confesó que el intérprete de «Thriller» hacía comentarios que podían calificarse como producto de alguien «con la mente retorcida».

 

«En esa casa había muchas muñecas y muchas fotos que sus propios fans le enviaban. Él las coleccionaba. Pero de ahí a usar todo aquello con fines sexuales… Yo nunca lo vi. Era algo normal, era su forma de vivir», concluyó.

 

(peopleenespanol.com)

Comentarios Facebook