El estadounidense Luke Aikins se convirtó en la primera persona en saltar desde una altura de 7.620 metros sin paracaídas y aterrizar sano y salvo en una red de seguridad.

 

Aikins, un veterano paracaidista que ha realizado más de 18.000 saltos, logró caer en todo el centro de una red de protección de 30 x 30 metros extendida en Simi Valley, sur de California.

 

Durante la caída libre de dos minutos, que fue trasmitida en vivo por el canal Fox de televisión, el temerario paracaidista alcanzó una velocidad de 193 km/h. 

En medio de los aplausos y vítores, Aikins se levantó de la red y abrazó a su esposa y joven hijo. «Estoy casi levitando, es increíble», declaró después del salto, el sábado.

 

«¡La cosa simplemente sucedió! Ni siquiera puedo articular mis palabras», dijo, confesando que había estado nervioso antes del salto.

 

(bbc.com)

paracaidas3107162.jpg

Comentarios Facebook