El fiscal general de la República, Tarek William Saab, informó que ya fueron solicitadas las órdenes de aprehensión contra la gerente general de Pdvsa Gas Colombia, Sarah Moya, y el representante legal de las empresas Márquez Asesorías y Proyectos y Xiomar Rent SAS, José Alberto Márquez, por su vinculación en una trama de corrupción que generó pérdidas a la nación por 100 millones de dólares.

 

Durante una rueda de prensa ofrecida este miércoles desde la sede principal del Ministerio Público en Caracas, Saab detalló que también se ordenó la captura del expresidente y el exdirector de Pdvsa Gas, Anton Castillo Bastardo y Daniel Chirinos, respectivamente, así como del exgerente de finanzas de esta empresa, Luis Rangel.

 

El fiscal detalló que Moya manejó sin supervisión 221,9 millones de dólares, entre ellos $ 112,9 millones generados por el convenio de suministro de combustibles entre Pdvsa y Ecopetrol.

 

Asimismo, informó que la gerente obtuvo una tarjeta corporativa, pagada por la sucursal, la cual usó para consumos personales por una suma que alcanza los 60 mil dólares. Con dicho dinero, adquirió 239 boletos aéreos, entre ellos de ida y vuelta a París y a Brasil, así como 73 pasajes con ruta Bogotá-Caracas-Bogotá a José Márquez, quien pasó de ser empleado a contratista de Pdvsa Gas Colombia.

 

A los señalados se les imputarán los delitos de corrupción propia, concierto de funcionario con contratista, tráfico de influencias, evasión de procesos licitatorios, aprovechamiento fraudulento de fondos, peculado culposo y asociación.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook