Este martes 25 de septiembre el fiscal General de la República, Tarek William Saab, ofreció detalles de los delitos que cometió la gerente general y representante legal de la estatal Pdvsa Gas Colombia, Sarah Moya, quien desfalcó a la nación entre 2007 y 2015.

 

Explicó desde la sede principal del Ministerio Público (MP) que partir del 2007 a 2015 Sarah Moya manejó sin fiscalización 221,9 millones de dólares. De estos 112,9 millones originados por el convenio de suministro de combustibles entre Pdvsa y la petrolera de Colombia  Ecopetrol. “Estos recursos que no les concernía manipularlos”.

 

Indicó que la mencionada gerente adquirió una tarjeta corporativa sin permiso, la cual fue cancelada por la sucursal y la cual empleó para consumos particulares con una suma que llega los 60 mil dólares.

 

Igualmente nombró de manera de personal a un revisor fiscal (auditor externo) de Pdvsa Gas Colombia, proceso que quebrantó la normativa interna al utilizar para  este procédamelo un acta forjada de asamblea.

 

Con el dinero de la empresa, Moya obtuvo 239 boletos aéreos, dos de ida y vuelta a París. Además 73 pasajes con destino Bogotá-Caracas-Bogotá para José Márquez, quien dejó de ser empleado para pasar a contratista de Pdvsa Gas Colombia.

 

José Márquez absorbió 212 mil dólares por honorarios profesionales; conjuntamente le fueron otorgados directamente proyectos por  591 mil 540 dólares.

 

Las averiguaciones determinaron que con dinero de Pdvsa Gas Colombia tanto Moya como Márquez viajaron a Río de Janeiro en 2014 durante las festividades del carnaval.

 

Moya causó una pérdida de 3 millones 381 mil dólares al conceder 6 contratos a la empresa Ingeniería y Servicios Ambientales dirigidas a actividades de reforestación entre otros, los cuales nunca se concretaron.

 

Saab detalló que la mujer en cuestión realizó donaciones que no presentaron ninguna justificación por más de 288 mil dólares. Asimismo pagó 1 millón 297 mil dólares sin soporte a dos abogados por servicios profesionales y previo a dejar el cargo les entregó un anticipo de 131 mil 200 dólares.

 

Aunado a esto, la funcionaria calculó su propia liquidación cuando fue finalizó sus funciones, y se otorgó  40 mil 900 dólares adicionales a los que legalmente en le correspondían  que eran 18 mil 183.

 

En los últimos 3 años de su gestión, la sucursal generó una pérdida operacional de más de 61 millones de dólares, aseveró el titular del MP.

 

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook