El papa Francisco habló este lunes de Venezuela y se refirió a sus habitantes como una “población duramente afectada”, así lo informó en un comunicado la Santa Sede.

 

Estas palabras las expresó el sumo pontífice durante una audiencia con la congregación del Instituto de la Caridad, conocidos como «rosminianos», por el nombre de su fundador, el beato Antonio Rosmini. En este encuentro destacó la labor de las hermanas rosminianas en Venezuela.

 

«Estoy pensando, en particular, en las hermanas rosminianas que trabajan en Venezuela, que están llamadas a ser testigos de la cercanía espiritual y material con una población tan duramente afectada», dijo el líder espiritual de la iglesia católica.

 

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook