cuadro-popper.jpg

El jefe del Gabinete de Seguridad y Paz del Ejecutivo regional, Oscar Aponte Landaeta, alertó a la comunidad merideña sobre la presencia de la droga emergente denominada “Popper”, comercializada como estimulante sexual, que genera dependencia y puede ocasionar la muerte por colapso cardiovascular, refiere nota de prensa del mencionado organismo.

 

Indicó, que este químico se ha distribuido en Mérida y es común en las comunidades sexodiversas, y actualmente es usada en matinés y hasta en centros nocturnos en las cortinas de humo, lo que hace fácil la inhalación para quienes estén presentes.

 

El Popper es una droga líquida que se inhala y está compuesta por nitrito de butilio, nitrito de amilio y nitrito de isobutilio, no posee color pero tiene un olor particularmente fuerte y penetrante, los nitritos que contiene suelen ser inhalados para alcanzar un estado de euforia y potenciar el placer sexual.

 

Los efectos de esta droga son instantáneos y duran entre 60 y 120 segundos luego de su inhalación. Al ingresar al organismo produce una aceleración del ritmo cardíaco, una mayor circulación sanguínea, aumenta la sensibilidad, por los que es muy utilizada durante encuentros sexuales.

 

Los riesgos que implica para la salud son muy altos. El consumo frecuente de esta droga implica riesgos neurológicos, la posibilidad de que la visión se vea temporalmente afectada, confusión, vértigo, nauseas, vómitos, cambio de color de piel, uñas y rostro, pérdida de conocimiento, y en caso de tragarse o aspirarse el líquido en lugar de sus vapores pueden presentarse daños mayores, de acuerdo a información del portal www.losandes.com.ar.

 

Aponte Landaeta informó que ya hay casos en la región merideña, acotando que recientemente ingresó al Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes (Iahula), un adolescente que presentaba lesiones en sus partes íntimas, las cuales se causó el mismo tras usar esta sustancia.

 

También aconsejó a la comunidad en general a tomar previsiones y a los padres en específico, a estar muy pendientes de sus hijos adolescentes porque son una población vulnerable.

 

(Aporrea)

Comentarios Facebook