El negocio de las transmisiones deportivas mueve millones en todo en el mundo y la Argentina no es la excepción. Los juegos de la Selección, pero especialmente los de los clubes locales, atraen a millones de espectadores.

 

Las transmisiones de los partidos de la Primera División (ahora llamada Superliga), hasta 2016 fueron gratuitas a través de canales de TV analógicos bajo el sistema Fútbol para Todos. Desde el año pasado, la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) vendió los derechos a dos empresas estadounidenses: Fox y Turner.

 

Fox y Turner accedieron al contrato al vencer en la licitación a la empresa catalana Mediapro e ESPN y ofrecer una inversión global de US$ 2.000 millones por un contrato de cinco años (con opción a otros cinco).

 

El negocio es potencialmente multimillonario si se tiene en cuenta que entre todas las categorías de la AFA se disputan más de 5 mil partidos por año.

 

En ese marco, la novedad es la habilitación desde este fin de semana de “Google Fútbol”. No son transmisiones de los juegos en directo, pero sí es una manera en la que Alphabet intenta ser un jugador importante en el negocio del marketing deportivo.

 

“Sigue el partido, incluso cuando no puedas verlo. Ahora puedes acompañar a tu equipo en tiempo real en Google. Durante el partido tienes la opción de seguir el resultado y dejarlo siempre en la pantalla de tu celular”, explica Google.

 

Se trata del mismo servicio que ofrece en su web de seguimiento en tiempo real, pero ahora, desde los smartphones, los resultados aparecen superpuestos sobre la pantalla, por encima de las otras apps.

 

En 2017, Twitter transmitió juegos de la última temporada de la NFL y Facebook hizo lo mismo con un amistoso entre las selecciones de Argentina y Brasil en Australia. La red de Jack Dorsey también siguió en vivo las finales de la Liga Nacional de Básquet de Argentina.

 

(Merca2.0)

 

Comentarios Facebook