cuadro-mujer-jail.jpg

Jennifer Katerine Pérez Robles, de 30 años,  dio a luz a una niña en horas de la tarde del jueves 25 de agosto en el hospital central Dr. Urquinaona, ubicado en la avenida El Milagro de Maracaibo. La recién nacida no había realizado su primera gateada hacia el pecho materno, cuando su progenitora ya la tenía “negociada” a manos de María Vicenta Linares Perdomo un día después del parto.

 

La transacción monetaria que resultaría de la venta de la pequeña fue sorprendida por las enfermeras del centro asistencial quienes —según reportó el secretario de Seguridad y Orden Público, Biagio Parisi— consideraron sospechosa la presencia de Linares, de 20 años, en el área de ginecología y obstetricia y su afán por retirar a la lactante, para lo que presentó una cédula de identidad a nombre de Pérez Robles.

 

Una vez descubierto el hecho, las mujeres sucumbieron a los nervios y no ofrecieron detalles sobre la negociación pactada ni de su relación con la otra.

 

De acuerdo con la información que ofreció el comisario Parisi este sábado, Linares fue trasladada al Centro de Coordinación Policial Maracaibo Central, del Cuerpo de la Policía Bolivariana del estado Zulia, mientras que la madre quedó bajo custodia en la sala de posparto del nosocomio, debido a su cuadro clínico.

 

(LaIguana.TV)

sustento-mujer-jail.jpg

Comentarios Facebook