El hijo del alcalde colombiano Edwin Contreras, de apenas cinco años de edad, fue secuestrado la semana pasada cuando se dirigía a su escuela, ubicada en el departamento de Norte de Santander, en Colombia.

 

Hasta los momentos se desconoce el móvil y la identidad de los responsables. De acuerdo con la madre del pequeño, Diana Arévalo, los secuestradores no han establecido ningún tipo de comunicación con la familia ni han enviado alguna prueba que garantice que el menor se encuentra con vida.

 

“Estamos pendientes de que ocurra una llamada. Estamos con angustia, con miedo”, precisó.

 

Al respecto, Arévalo extendió un llamado a los secuestradores para que envíen alguna notificación: «Que traten de comunicarse con nosotros y darnos alguna voz de aliento”.

 

Desde el momento del secuestro se han realizado diversas movilizaciones y vigilias en varias partes del país reclamando la liberación del niño.

 

Asimismo, las autoridades han ejecutado operativos cerca de la zona donde fue secuestrado e, incluso, han ofrecido una recompensa de hasta 50 mil dólares a aquellas personas que suministren información que permita dar con el paradero del pequeño.

 

A través de un comunicado, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) desmintió las versiones iniciales que aseguraban que el menor de edad estaba bajo su poder.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook