El dirigente opositor Lorent Saleh, quien recibió medidas cautelares sustitutivas de libertad de las autoridades venezolanas,  reconoció este viernes 12 de octubre que en varias ocasiones pensó en suicidarse dentro de su centro de reclusión.

 

A su llegada al aeropuerto de Madrid, en España, el joven de 30 años sostuvo que se planteó esa posibilidad “al cabo del primer año en prisión”, por considerar que “el suicidio era el único mecanismo de defensa” que tenía.

 

“Simplemente me llamaron, me sacaron de la celda y me dijeron que iba a iniciar un nuevo proceso en mi vida pero no sabían qué era; me montaron en un patrulla y me llevaron al aeropuerto”, detalló sobre el proceso de liberación.

 

De acuerdo con la Comisión para la Verdad, la Justicia, la Paz y la Tranquilidad Pública, la medida otorgada al dirigente estudiantil fue tomada luego de que diversas evaluaciones psicológicas arrojaran conductas violentas, destructivas y suicidas que ponían en peligro la integridad personal del joven.

 

En ese sentido, Saleh —quien cumplía una condena desde 2014 por su participación en acciones desestabilizadoras— fue trasladado a España en compañía de autoridades del Gobierno de esa nación, en atención a la petición formulada por su madre, Yamile Saleh.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook