La matanza de elefantes es constante en diversos países de África. En algunos casos, la caza se lleva a cabo de forma legal -con el consentimiento de las autoridades locales- y en muchas otras responde a actividades ilegales como el comercio de marfil, principalmente.

 

En este caso, un video como el aparecido esta semana en Youtube deja evidencia de la falta de sensibilidad con la que actúan muchos cazadores. En este se muestra cómo la trágica muerte a sangre fría del macho que lideraba un grupo de elefantes, en las cercanías de la Reserva Nakabolelwa en Namibia, viene acompañada por la emocionante respuesta de la manada, que embiste a los cazadores en un intento vano de salvar la vida del animal. 

 

El video difundido esta semana por la cadena News24 fue grabado hace tres o cuatro años, pero hasta ahora no había llegado a los medios de comunicación y redes sociales. Quizás porque los autores de la filmación y los disparos sentían vergüenza de sus actos (incluso si se tratara de una cacería legal).

 

Se observa cómo los dos hombres con rifles apuntan a una manada de elefantes a media distancia y cómo uno de ellos dice: “¡Pégale entre los ojos!”, antes de abrir fuego de forma simultánea contra el gran macho que acaba muerto en el suelo.

 

(La Vanguardia)

Comentarios Facebook