El recepcionista de un hospital en la ciudad brasileña de Teófilo Otoni se convirtió en el héroe de los internautas cuando una cámara de seguridad ubicada a sus espaldas captó cómo le salvó la vida a un bebé.

 

Los padres del pequeño lo apoyaron sobre el mostrador en su cuna portátil, pero un movimiento torpe hizo que el nene cayera y solo los rápidos reflejos del trabajador lo salvaron de un fuerte golpe.

 

(www.elancasti.com)

cuadrofast.jpg

Comentarios Facebook