Seguidores del recién electo mandatario brasileño Jair Bolsonaro atacaron las comunidades indígenas en Mato Grosso do Sul y en Pernambuco de Brasil, luego de que se conociera el resultado de las elecciones presidenciales, donde quedó electo el ultraderechista.

 

El Consejo Indigenista Misionero (Cimi) de Brasil recibió las denuncias de dos acciones violentas en Mato Grosso do Sul, donde los indígenas fueron atacados con armas de fuego, que Bolsonaro defiende liberar para toda la población, y balas de goma. Además los seguidores prendieron fuego en una escuela y un puesto de salud.

 

Un funcionario del Cimi, indicó que por el ataque de los seguidores de Bolsonaro contra dos comunidades indígenas, cuatro personas resultaron heridas con balas de goma y dos jóvenes sufrieron heridas por proyectiles de armas de fuego.

 

Agregó que una de las víctimas, que llevó un tiro en la pierna, fue atendida en el Hospital de la Vida y luego la dieron de alta. Por miedo, otro indígena también baleado en la pierna no quiso ser socorrido fuera de la aldea.

 

De acuerdo con los relatos de los indígenas, los ataques ocurrieron en la madrugada del lunes 29 de octubre. El caso más violento, confirmado por la Fundación Nacional del Indio (Funai), fue contra habitantes de la aldea Bororó, una de las varias existentes en el interior de la Reserva Indígena Dourados, en el municipio de Dourados, en Mato Grosso del Sur.

 

Mato Grosso del Sur, es un área indígena de mayor concentración poblacional étnica del país, con cerca de 13 mil habitantes distribuidos por un área de cerca de 3 mil hectáreas (cada hectárea corresponde a las medidas aproximadas de un campo de fútbol).

 

Indígenas guaraní-kaiowá de la aldea Bororó relataron a integrantes del Cimi que fueron sorprendidos durante la madrugada del lunes por fanáticos de Bolsonaro que se acercaron a la aldea en camionetas y con un tractor. Igualmente, agregaron que los seguidores del ultraderechista dispararon contra el grupo.

 

Por otra parte, en el Mato Grosso del Sur, el campamento Sebastião Billar, del Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST), también fue incendiado por seguidores de Bolsonaro.

 

El pasado sábado 27 octubre, un grupo de hombres en una camioneta atacaron el campamento gritando el nombre de Bolsonaro. Una de las cabañas fue incendiada por los atacantes. 

 

A pesar de la gran pérdida material, las 240 familias que habitan en el lugar consiguieron contener las llamas y no hubo heridos. 

 

El integrante del Partido Social Liberal (PSL), es un crítico a los derechos de los pueblos indígenas, así como la demarcación para la reserva, además prometió acabar con lo que llamó “activismo ambiental chií”.

 

(La Radio del Sur)

Comentarios Facebook