María Laura Ferrer, una de los estudiantes de la Universidad Católica del Táchira (UCAT) secuestrados y rescatados luego de cinco días, ofreció más detalles sobre los hechos a la prensa.

 

La joven fue reptada el pasado jueves 25 de octubre junto a Dexsi Martínez y Francisco Carrillo, quienes son sus compañeros de clase.

 

“Cuando estábamos por el obelisco (San Cristóbal) nos chocaron el auto, luego mi compañero se bajó a observar lo sucedido y fuimos abordados por delincuentes con pelucas y máscaras”, relató Ferrer.

 

La estudiante aseguró que fueron amarrados por los antisociales, quienes también les cubrieron el rostro. Luego pasaron cinco días en los que no sabían si era de mañana o de noche sin comer o tomar agua.

 

“Perdimos la noción del tiempo. Solamente las ganas de volver a ver a nuestras familias nos mantuvo en pie”, añadió la estudiante rescatada junto a sus compañeros el 30 de octubre por funcionarios de las fuerzas de seguridad local en una zona enmontada cerca de la población de La fría.

 

Por su parte, Martínez aseguró que fueron maltratados por sus captores. “Vivir un secuestro es horrible”, afirmó.

 

Mientras que Carrillo agradeció a los funcionarios del Cuerpos de Investigaciones Penales y Criminalística (CICPC) que le permitieron reencontrarse con sus seres queridos. 

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook