#LoÚltimo
Oposición venezolana pide a la OEA acelerar la activación de la Carta Democrática Interamericana
Septiembre 26, 2016
La Iguana Google Plus

cuadro-hurry.jpg

Luego de los anuncios que hiciera el Consejo Nacional Electoral (CNE) el pasado miércoles con respecto a las directrices para la realización del referendo revocatorio, un sector de la derecha “radicalizada” pidió a la Organización de Estados Americanos (OEA) “avanzar aceleradamente” en la activación de la Carta Democrática Interamericana en Venezuela.

 

A través de una misiva, al menos 14 partidos políticos de oposición pidieron al secretario general de la OEA Luis Almagro los ayude con esta herramienta, para poder sitiar al gobierno de Nicolás Maduro.

 

Según el texto redactado por los opositores, se necesita “aumentar la presión internacional” para llevar a cabo el referendo revocatorio.

 

A continuación el texto íntegro:

 

Caracas, 22 de septiembre de 2016

Excelentísimo Señor

Luis Almagro

Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) Presente.-

Luego de saludarle cordialmente, le escribimos para manifestarle nuestra preocupación frente a lo que viene ocurriendo en Venezuela y la pretensión de Nicolás Maduro y su régimen de bloquear todas las salidas institucionales y democráticas a su gobierno, evidenciando la ruptura del orden constitucional en nuestro país.

El día de ayer, el Consejo Nacional Electoral (CNE), por medio de una nota de prensa, informó sobre las absurdas e inconstitucionales condiciones que aplicarían para la recolección del 20% de las firmas de los venezolanos en el Registro Electoral y que activarían el referendo revocatorio. En esos términos, se hace prácticamente imposible lograr la recolección de las firmas, aún con un esfuerzo épico por parte de los ciudadanos, cuando además el cronograma planteado por el CNE ya define la realización del referendo en 2017.

Así, el CNE se burla de los venezolanos y viola nuevamente la Constitución Nacional y la Carta Democrática Interamericana, desconociendo el mandato del 6 de diciembre de 2015 en el que la inmensa mayoría del país se expresó a favor de un cambio de régimen en 2016.

 

El referendo revocatorio es un derecho consagrado en nuestra Constitución y los requisitos estipulados para su activación (formales e inventados por el organismo electoral) han sido cumplidos ampliamente y hasta en demasía. Venezuela y el mundo ya saben que enfrentamos una dictadura y que las acciones del CNE no pueden sorprender.

 

Realizar el referendo revocatorio en 2017 es inaceptable. Nuestra Constitución establece que si la falta absoluta del Presidente de la República se produce durante los dos últimos años de su período, no se convocan nuevas elecciones sino que asume el Vicepresidente. Entonces, hacer el referendo revocatorio en 2017 significaría postergar la agonía de una Venezuela que está pasando hambre y también le resolvería un problema al partido de gobierno, cambiando al Jefe de Estado, pero dejando a las mafias en el poder, lo cual podría significar la llegada a la presidencia de un militar que culminaría el mandato hasta finales de 2018.

 

En ese sentido, señor Secretario General, los ciudadanos consideramos que esas condiciones son inaceptables. La comunidad internacional entendió que el referendo revocatorio en 2016 es la línea roja para actuar, y Nicolás Maduro la cruzó el día de ayer. Ante esta situación, es procedente avanzar aceleradamente en el proceso de aplicación de la Carta Democrática.

 

(LaIguana.TV)