cuadro-granade.jpg

El anuncio de una posible intervención en la Penitenciaría General de Venezuela (PGV) por parte del Ministerio de Servicios Penitenciarios provocó una serie de amenazas —hechas por los llamados pranes del penal— de lanzar granadas contra escuelas y gasolineras en San Juan de Los Morros, capital del estado Guárico. 

 

Un contingente de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y la Policía del estado Guárico se apostó en los alrededores del recinto penitenciario, y del Internado Judicial Los Pinos y, la cárcel 26 de Julio.

 

“La situación irregular provocó la suspensión de la visita de familiares a los privados de libertad, informó Fe y Alegría radio a través de su cuenta en Twitter.

 

La intervención estaría provocada por el robo de 84 granadas del Fuerte Conopoima, el sábado, en la misma ciudad. Por el caso están imputados tres oficiales del Ejército. 

 

Vecinos de la PGV y zonas adyacentes prefirieron salir de sus viviendas. Hasta el momento solo se maneja información extraoficial. 

 

El diario digital El Nuevo Guárico publicó, ayer en la tarde: “Se disponían a realizar el traslado de algunas reclusas hacia otras cárceles del país, situación que no fue aceptada por los llamados pranes”. 

 

Los representantes de los estudiantes acudieron a retirarlos de los planteles. El tráfico estuvo cerrado, este miércoles, hacia el palacio de Gobierno y la comandancia de Poliguárico.

 

(Panorama)

sustento-24.jpg

Comentarios Facebook