cuadro-tmm.jpg

La navegación y la pesca están restringidas en los estados costeros, incluido Zulia, como medida preventiva ante el paso de la tormenta Matthew por el mar Caribe.

 

El Instituto Nacional de Espacios Acuáticos (Inea), emitió un aviso a los navegantes y a los pescadores.  Se espera que la tormenta, que podría transformarse en hucarán este viernes 30 de septiembre, cause algunos cambios en las corrientes marinas como consecuencia de los vientos, por lo que las autoridades venezolanas han lanzado alertas preventivas.

 

“El Instituto Nacional de Espacios Acuáticos (Inea) informa a los navegantes la prohibición de zarpes y navegación de las embarcaciones, debido a que la onda tropical Mateo (Matthew), el cual se desplaza actualmente en la posición LAT. 13º.4’’ N y LONG. 60º.7’’ W, en la región costera oriental de nuestro país, pasó oficialmente a la categoría de tormenta tropical, asociada a una amplia área de baja presión, originando abundante nubosidad con precipitaciones moderadas y fuertes, algunas acompañadas por actividad eléctrica y ráfagas de vientos, teniendo afectación sobre las regiones Oriental, Central, Llanos centrales y sur del país”, expresa el aviso firmado por Víctor Miguel Ortíz Rojas, presidente del Inea. 

 

Este jueves, el gobernador del estado Zulia, Francisco Arias Cárdenas y los representantes de los cuerpos de seguridad y protección civil de la región, en reunión desde la residencia oficial de gobernadores, acordaron estrategias preventivas a propósito del pronóstico de aproximación de la tormenta tropical  Matthew a las costas de Venezuela.

 

Pronósticos del  Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inameh), indican que en las próximas 72 horas se desplazará por el mar Caribe, al norte de las costas venezolanas y estará originando abundante nubosidad acompañada de precipitaciones de intensidad variable, algunas con descargas eléctricas, ráfagas de viento e incremento en la altura de las olas.

 

La tormenta tropical Matthew giraba este jueves de madrugada hacia el oeste en aguas abiertas del Caribe, tras golpear islas en la entrada sur del mar con fuertes vientos y lluvias. Matthew tomó una ruta sureña poco habitual, pasando por una zona que sufre relativamente pocas tormentas tropicales, en comparación con el resto de la región. Se emitió una alerta por tormenta tropical en las islas de St. Vincent y Grenadine. Se emitieron advertencias por tormenta tropical en las islas de Aruba, Bonaire y Curaçao, frente a la costa norte de Venezuela.

 

Los vientos del sistema se extendían 295 kilómetros (185 millas), aunque no se esperaba que Matthew planteara una amenaza grave para tierra en los próximos días, en los que ganará fuerza en su ruta hacia el oeste. Las previsiones apuntaban a que el meteoro se convierta en huracán para el jueves por la noche y a lo largo del fin de semana vire al norte y ponga rumbo a Jamaica, Cuba y Haití.

 

La tormenta tenía vientos sostenidos máximos de unos 100 kilómetros por hora (65 millas por hora) con rachas más rápidas, indicó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos. En Martinica se registró una ráfaga de 143 kph (89 mph).

 

Matthew cruzó por las islas más meridionales de las Antillas Menores el miércoles, dejando fuertes lluvias y causando algunos daños por el viento. No hubo reportes inmediatos de daños o lesiones en una jornada en la que los negocios, los aeropuertos, las escuelas y las oficinas gubernamentales permanecieron cerrados en toda el área.

 

El primer ministro de Dominica, Roosevelt Skerrit, dijo a los habitantes de la isla, donde algunas tormentas tropicales han sido letales en el pasado, que se mantuvieran bajo techo luego de que las intensas lluvias provocaron algunas inundaciones.

 

«Queremos recomendarle a la gente que permanezca en su casa lo más posible de forma que no quede expuesta a posibles riesgos allá afuera. Que todo el mundo esté seguro y oremos todos para que haya mejores condiciones climatológicas», afirmó Skerrit.

 

Muchos árboles fueron derribados en la isla de Barbados y hubo apagones aislados, de acuerdo con su Centro Nacional de Operaciones de Emergencia.

 

En San Vicente, unas 90 personas que vivían en zonas bajas fueron trasladadas a albergues de emergencia ante la previsión de inundaciones, señaló la Organización Nacional de Manejo de Emergencias.

 

Los aeropuertos de Barbados y Santa Lucía fueron cerrados por el paso de la tormenta, porque el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos dijo que  tiene vientos máximos sostenidos de 100 kilómetros por hora. «Se espera un fortalecimiento durante el próximo par de días, y Matthew se convertiría en un huracán el viernes», posiblemente antes de virar hacia Jamaica, Haití y Cuba, dijo el centro con sede en Miami.

 

Avisos de tormenta tropical estaban en vigor en Guadalupe, Martinica, Santa Lucía, Dominica, Barbados, San Vicente y las Islas Granadinas, dijo el CNH. Las islas de Bonaire, Curazao y Aruba -que albergan refinerías y terminales de almacenamiento de petróleo de Venezuela- estaban en vigilancia de tormenta, dijo el centro. El CNH advirtió que Matthew dejaría caer hasta ocho pulgadas (20,32 centímetros) de lluvias que podrían causar peligrosas inundaciones y deslizamientos de tierra.

 

(Panorama)

sustento-26.jpg

Comentarios Facebook