El gobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonski, tiene acostumbrado a los medios y a sus propios seguidores a ofrecer discursos sin sentido ni mucho menos sustento.

 

El pasado miércoles ante los medios de comunicación nacionales e internacionales, al parecer, olvidó el guion en casa y quedó evidenciado que sus ideas y discursos siguen siendo de un bajo nivel.

 

Mientras ofrecía ante los presentes un plan de protestas para calentar las calles, como lo ha hecho en el pasado, soltó lo que para él de seguro era un buen chiste que terminó como dice el dicho «en una morisqueta».

 

“… entonces temor a ir preso, nunca lo he tenido, ya pasé por allí…. La cárcel es como la virginidad, se pierde una sola vez…”, afirmó Radonski.

 

Esto no necesita ni traducción ni mucho menos interpretación. Se lo dejamos a vuestro análisis, amigo lector.

 

(LaIguana.TV)

capriles1701152.jpg

Comentarios Facebook