Este domingo, 2 de octubre, el módulo de la Guardia Nacional Bolivariana ubicado en Petare, municipio Sucre, fue atacado con una granada por motorizados en horas de la tarde.

 

El hecho dejó un saldo de al menos 10 personas heridas: cuatro funcionarios y seis civiles, entre ellos un menor de edad.

 

De acuerdo con los testigos, el artefacto explosivo fue arrojado por los motorizados en venganza por la captura de un grupo de revendedores de comida, mejor conocido como bachaqueros, que han ganado terreno en este municipio.

 

La información fue denunciada por usuarios de la red social Twitter y confirmada, horas más tarde, por el alcalde de la entidad Carlos Ocariz, quien afirmó que los heridos se encuentran en condición estable. 

 

“Cuatro efectivos militares y seis civiles resultaron heridos en el atentado. Dos sujetos a bordo de una Kawasaki KLR arrojaron el explosivo”, escribió el reportero Daniel Blanco en la red social.

 

“Se dice que la granada pudo ser lanzada en Petare al GNB, por retaliación ante la captura de revendedores de comida en una zona cercana”, agregó en otro mensaje el periodista Emilio Materán.

 

Los funcionarios afectados fueron identificados como Jean Rojas, García Barrios, Rosales Moreno y Moncada Márquez. Mientras que entre los civiles se encuentran Rosany Salazar, Jessica Rivas, Rosmery Acosta y Jesús Torres.

 

(LaIguana.TV)

cuadro-bomb.jpg

 

 

Comentarios Facebook