cuadro-rehenes.jpg

El Ministerio Público sirvió de mediador en situación de rehenes registrada en el Cuartel de Prisiones del Instituto Autónomo de la Policía del estado Táchira, en San Cristóbal.

 

A tales efectos, desde el pasado 8 de septiembre, un equipo de fiscales especializados, en coordinación con otros profesionales de la institución, encabezó el proceso de mediación con un grupo de internos que solicitaba mejorar sus condiciones de reclusión.

 

A través de una mesa de trabajo tutelada por los fiscales 13º nacional y 12ª de Táchira, Enrique Arrieta y Ana Gamboa, adscritos a la Dirección de Protección de Derechos Fundamentales, se logró que en horas de la mañana de este viernes 7 de octubre fueran trasladados un total de 16 reclusos hacia el Internado Judicial de Carabobo, en Tocuyito.

 

Paralelamente, se produjo la liberación de los dos funcionarios de la policía regional y 10 familiares retenidos, quienes recibieron la atención integral de los fiscales superior, 6º, 7º, 11ª auxiliares, y 12º de esa jurisdicción, Jeam Carlos Castillo, Oscar Mora, Rolnar Sanabria, Yoleysa Porras y Giovanna Milagros Mora, respectivamente.

 

También estuvieron funcionarios de la Unidad Técnico Científica, la Unidad de Atención a la Víctima de Táchira y médicos del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses, entre otros servidores públicos del Estado venezolano.

 

Como parte de estas labores de mediación de la institución, el pasado 15 de septiembre fue liberada la primera rehén, pariente de uno de los reclusos.

 

Conforme a los principios garantistas de la Constitución, el Ministerio Público continúa verificando las condiciones de salud y velando por los derechos humanos de los 294 internos del citado centro de detención.

 

(Nota de Prensa)

Comentarios Facebook