Un lamentable hecho se registró el pasado domingo 25 de noviembre en el barrio Las Palmeras de la parroquia Cecilio Acosta, en Maracaibo, estado Zulia, cuando un niño de año y medio murió ahogado al caer dentro de un tobo de agua.

 

El hecho se originó cuando el pequeño Adán Josué Fuenmayor, aprovechándose del descuido de su abuela, salió al patio de su casa y cayó dentro del tobo.

 

El niño vivía con su mamá y su abuela, quien ese día había quedado a cargo de su cuidado debido a que su progenitora salió a hacer unas diligencias.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook