La Conferencia Nacional Episcopal (CEV) del estado Zulia pidió “perdón” luego de que saliera a la luz que el sacerdote de la Iglesia María Inmaculada, ubicada en el sector La California, al norte de Maracaibo, Iván Merino, mantuvo una relación íntima con una niña de 12 años de edad.

 

“Pedimos perdón a la menor de edad, sus familiares y a toda la comunicad eclesial por el daño que han sufrido en nuestro seno, pudiendo llegar a dudar de su fe, por el pecado de quien está llamado a cuidarlos y animarlos en el camino del seguimiento fiel a Jesucristo”, dice parte del comunicado publicado a través de Twitter.  

 

La CEV del Zulia expresó su rechazo a todos los abusos sexuales, “especialmente si dicha acción es cometida por un sacerdote”.

 

El cura zuliano fue detenido por funcionarios de la policía del estado mientras realizaban labores de patrullaje motorizado en la urbanización El Pilar.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook