cuador-rana.jpg

El Servicio Nacional Forestal y de la Fauna Silvestre de Perú (Serfor) comunicó el pasado lunes que investiga las causas por las cuales miles de batracios aparecieron sin vida en un afluente del lago Titicaca, en el sur del país.
 
 
Autoridades peruanas investigan la muerte de 10 mil ranas gigantes debido a la supuesta contaminación de un río que desemboca en el Lago Titicaca, ubicado en la región del Puno, fronterizo con Bolivia, informó el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor).

 

Un grupo de especialistas se dirigió al lugar y evaluó a los ejemplares muertos que se encuentran a lo largo del río Coata, justo en el amortiguamiento de la Reserva Nacional del Lago Titicaca (sur), situado a 3 mil 812 metros de altitud.

 

En primer momento, los investigadores dieron con quinientas ranas en una franja de 200 metros. El ente informó que tras recibir la alarma del representante del Comité de Lucha contra la Contaminación del río Coata se dirigieron al lugar.
 

Las pruebas recolectadas serán evaluadas para conocer la razón de la muerte de las ranas e iniciar las investigaciones.

 

(teleSUR)

 

Guardar

Comentarios Facebook