policia-foto-c.jpg

El alcalde de la ciudad filipina de Datu, Saudi Ampatuan, acusado por el presidente del país de estar involucrado en el tráfico de drogas, y sus nueve guardaespaldas fueron abatidos en una redada de las fuerzas de seguridad, comunicó el diario Gulf News.

 

De acuerdo con el periódico, Ampatuan se encontraba en la lista negra del presidente filipino, Rodrigo Duterte, de presuntos implicados en el tráfico de drogas.

 

La policía disparó al alcalde y sus nueve guardaespaldas después de que estos abrieran fuego contra un coche policial en un puesto de control en la ciudad de Makilala. Además, hubo información de que Ampatuan planeaba traficar gran cantidad de metanfetamina. El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, elegido en mayo, aboga por una lucha sin cuartel contra drogadictos y narcotraficantes.

 

Según la policía, desde que Duterte asumió el cargo, fueron asesinadas en el país cerca de 3.000 personas relacionadas con el narcotráfico o el consumo de las drogas.

 

La comunidad mundial condenó en reiteradas ocasiones la iniciativa del líder filipino, que comparó con anterioridad su política con la de Hitler y declaró que sería feliz si los tres millones de drogadictos filipinos fueran asesinados.

 

(sputniknews.com)

 

Comentarios Facebook