Pese al delito grave del que se lo acusa, Kevin Spacey se mostró de muy humor y sonriente ante las cámaras de televisión que lo esperaban en las afueras de la corte de distrito de Nantucket, Massachusetts. Incluso compartió bromas con su abogado antes de escuchar la imputación por abuso sexual a un adolescente en 2016.

 

El actor, de 59 años, fue acusado de agresión indecente, se le ordenó no tener contacto con la víctima, y se estableció el 4 de marzo como fecha para la próxima audiencia.

 

Acompañado por su abogado Alan Jackson, el ganador de dos Oscar se mantuvo en silencio durante su presencia en la corte. Se declaró inocente de los cargos que se le imputan. 

 

El 24 de diciembre, el mismo día en el que se conoció la noticia de una nueva denuncia por abuso sexual, Spacey publicó un polémico video en YouTube, donde interpretaba el personaje de Frank Underwood de House of Cards y se defendía de las acusaciones.

 

“Si no pagué por las cosas que ambos sabemos que hice, ciertamente no voy a pagar por las que no hice (…) Sé lo que quieren. Quieren que vuelva”, dice en el video.

 

El caso por el cual quedó imputado sucedió en octubre de 2016, e involucra al hijo de 18 años de una reportera de TV. De acuerdo al joven, Spacey lo manoseó en un bar.

 

Spacey había pedido, a través de sus abogados, no tener que concurrir al tribunal de Massachusetts este lunes, pero el juez Thomas Barrett negó la solicitud del actor. 

 

(cronio.sv)

Comentarios Facebook