mapanare-c.jpg

Dos niños, de 1 y 12 años, fueron mordidos por serpientes bothrops colombiensis, conocidas como «mapanare», en los municipios Machiques de Perijá y Jesús María Semprún, respectivamente.

 

La primera víctima es Dainer Akogdakai, de 1 año, de la etnia barí, quien ingresó al Hospital Nuestra Señora del Carmen en Machiques de Perijá, por presentar la mordedura en el hombro.

 

El hecho ocurrió a las 10:00 de la mañana del viernes, en la población Flecha del César en la Sierra de Perijá, a 40 Kilómetros de Becerril, departamento del César Colombia. El niño dormía en su chinchorro cuando la «mapanare» subió y lo mordió en el hombro derecho. Fue auxiliado por su mamá, Elia Yirose, quien lo llevó en moto hasta un ambulatorio. Posteriormente, el menor fue llevado al Hospital de Machiques y luego al Hospital Chiquinquirá de Maracaibo, donde recibió el suero antiofídico.

 

La segunda víctima es Luis Palmar, de 12 años, de la etnia wayuu, quien fue atacado por otra serpiente «mapanare» a las 4:00 am de este sábado cuando realizaba labores del campo en la hacienda Blanca de Piedra, ubicada en el Cruce, municipio Jesús María Semprún.

 
Luego de llevar al menor a otros centros asistenciales, fue trasladado al Hospital Chiquinquirá.

 

Los familiares de los pacientes, informaron que fue una odisea para conseguir los antídotos para salvar la vida de los pequeños.

 

El teniente Luis Contreras de los Bomberos Marinos del Inea explicó que los venenos de estas serpientes posen una sustancia homotóxica, proteolitico y coagulante , que produce en el cuerpo humano alteración del sistema de la coagulación sanguínea, daños a los tejidos de la piel, hemorragias, insuficiencias renales, gangrena y la muerte de los afectados si no les coloca el suero antiofídico por lo menos en las primeras seis horas después de ser mordido.

 

En casos de emergencia por mordeduras de serpientes llama al 0424-6317824 0416-4621341

 

(Panorama)

 

inea(1).jpg

 

inn(2).jpg

 

inn2.jpg

 

Comentarios Facebook